Al presentar los problemas que ya se conocen en el síndrome, podemos encontrar el papel de la logopedia, para estos afectados, como algo importante.

En cuanto a los problemas que presentan, cabe destacar que al mostrar microcefalias (cráneo pequeño), es posible que se desarrollen asimetrías fáciles y craneales, de esta forma, habría que trabajar a través de la terapia miofuncional, activando y potenciando los músculos orofaciales, así como, para evitar problemas como la sialorrea (abundante salivación).

La mayoría de las veces, al nacer con estructura craneal pequeña, tienen arcada dentaria más pequeña de lo normal, por lo que normalmente, requieren de la ayuda de ortodoncias.

En cuanto a la alimentación, se pueden observar problemas de disfagia, presentando lesiones a nivel de paladar blando, suelo de la boca o faringe. Así como problemas en la masticación, debido a hipotonías (bajo tono muscular).

La respiración es otro de los hándicaps que desarrollan, pues normalmente suele ser oral, disminuyendo el apoyo del tono de la musculatura facial, así como el aumento de probabilidad de sialorrea.

Con todo esto, se intenta mostrar que la logopedia, no sólo se encarga del lenguaje o la comunicación, si no que va algo más allá.

Hay que solucionar problemas de base, para poder solventar problemas mayores. Con mucho esfuerzo y dedicación, a través de la terapia logopédica, estos niños llegan a corregir, y conseguir superar las dificultades anteriormente mencionadas, ya que….nunca damos por hecho que no pueden.

 

PILAR RAIGAL: Ser logopeda es tener la inmensa suerte de ver ejemplos de superación  día a día.

Logopeda en Fundación Síndrome 5p-