96 567 22 02 (Lunes-Viernes 10:00 a 13:30) presidenta@fundacionsindrome5p.org

El uso de animales como herramienta en los procesos terapéuticos no es nuevo, ya desde la época griega se usaban caballos y perros en los centros de curación, pero no fue hasta los años 80 cuando se produjo el auge de este tipo de terapias, comenzándose a partir de los 90 su intento de profesionalización.

En el año 2004, la Sociedad Europea para Terapia Asistida con Animales (ESAAT) propuso unos estándares mínimos para el reconocimiento del profesional de la terapia asistida con animales, que requiere una formación de al menos 225 horas de formación y trabajo práctico

Actualmente hay algunas universidades que ofrecen esta formación de post-grado, en el nivel máster, pero ninguna en la Comunidad Valenciana.

Debido a la creciente demanda de especialización de los profesionales del sector, surge este Máster de Intervenciones Asistidas con Animales por la Universidad Miguel Hernández, para que sirva de especialización y profesionalización en un sector con una amplia salida profesional para los titulados universitarios en ciencias de la salud.

La terapia Asistida con Animales es un tipo de terapia que incluye a un animal como herramienta terapéutica. Los objetivos de la terapia asistida con animales son mejorar las funciones cognitivas, físicas, sociales y/o emocionales del paciente o usuario. Hay objetivos terapéuticos claramente definidos y medidas de cambio, y está dirigida por un profesional de la salud.

Actualmente, la medicina está incluyendo este tipo de terapias dentro de hospitales. En Alemania, los médicos de varios hospitales recetan a sus pacientes la terapia asistida con perros, aunque los más avanzados en este campo son Estados Unidos, donde además de recetar la terapia una vez terminado el ingreso, hay perros en muchos hospitales de veteranos, psiquiátricos, unidades de cáncer, unidades infantiles. Aquí en España la introducción de la terapia en el ámbito hospitalario ha empezado en el Hospital Sant Joan de Déu en Cataluña, donde se utilizan perros para hacer más fácil la atención sanitaria. Los perros allí visitan diariamente las salas de espera para ayudar a los niños y colaboran en la rehabilitación de pacientes que han sufrido intervenciones.
El interés y expansión de las terapias asistidas con animales ha desembocado en que surjan diversas empresas, asociaciones… que se dediquen a este tipo de actuaciones, muchas de ellas sin profesionales ni animales cualificados, suponiendo un peligro tanto para la entidad receptora de la terapia, como para el paciente. De ahí la importancia de que exista una oferta oficial que posibilite la formación de profesionales cualificados en este ámbito.